Logo simbolismo Logo Facebook Logo Instagram Logo TikTok Logo Pinterest Logo Twitter Logo Youtube Logo Flickr


Distintos tipos de tinta para estilográfica


Un elemento importante para escribir con estilográfica es la elección de la tinta. Una tinta de calidad hará que nuestra pluma escriba siempre de forma correcta, mientras que una tinta no tan buena se secará y puede, incluso, estropear un plumín o una estilográfica. Existen numerosos fabricantes, y hay de distintos tipos y calidades. En esta entrada del blog nos fijaremos en los tipos de tinta para estilográfica que existen actualmente.

Tintero antiguos sin marca, siglo XIX:


1. Tintas a base de agua

También denominadas tintas estándar. Estas tintas incorporan colorantes sintéticos y son solubles en agua. Tienen la ventaja que son inocuas para las plumas, es decir, que en principio éstas no les provocarán ningún deterioro. Además son fluidas, secan con rapidez y tienen colores variados, y esto las ha hecho las tintas más usadas actualmente. Como único inconveniente diremos que no son indelebles, es decir, que si mojamos el papel sobre el que hemos escrito lo podemos borrar. También es recomendable no exponer la escritura directamente al sol para que no se deteriore. No obstante, si un escrito se conserva en buenas condiciones, no debería tener problemas de durabilidad.

Tinteros J. Herbin, a base de agua:


2. Tintas pigmentadas

Incorporan pigmentos que no son completamente solubles en agua. Por este motivo las tintas pigmentadas son indelebles, lo que las hace resistentes a la acción del agua y del sol. No obstante, los pigmentos pueden obturar las estilográficas al tener elementos sólidos. Por eso es recomendable, si utilizamos una de estas tintas, lavar nuestra pluma con frecuencia.

Tintero Graf Von Faber-Castell con tinta pigmentada indeleble:

3. Tintas ferrogálicas

Son las primeras que se utilizaron y que tuvieron su máxima difusión hasta inicios del siglo XX. Están compuestas a base de hierro, goma arábiga y ácido tánico, lo que las hace indelebles. No obstante, estas tintas presentan problemas ya que son corrosivas: cuando el hierro que contienen se oxida, deteriora el soporte sobre el que se ha escrito. Por este motivo también son agresivas con las estilográficas, pudiendo dañar plumines y alimentadores. Es conveniente lavar frecuentemente la pluma si se utiliza una tinta de este tipo.

Pergamino del siglo XV con tinta ferrogálica de calidad:


Y además...

Otros aspectos que debemos tener en cuenta cuando vayamos a utilizar una tinta para nuestra estilográfica son los siguientes:

- Las tintas negras son más densas que las de colores, y son más resistentes sobre el papel que estas últimas. No obstante, y por este mismo motivo, si se secan en el interior de la pluma es más difícil limpiarlas.

- Las tintas de colores cálidos (rojos, naranjas y amarillos) tienen una química compleja, y puede ser que, si una pluma no se utiliza, se sequen e incluso provoquen grumos, inutilizando el artículo de escritura.

- Existen tintas perfumadas, y otras que cambian de color con el paso del tiempo.

- Las tintas contenidas en los cartuchos con los años se evaporan, ya que el plástico tiene cierta porosidad.

- Una tinta más cara no tiene por qué ser mejor que otra más económica. No obstante, son recomendables las de ciertas marcas consolidadas, entre las que podemos destacar Diamine, J.Herbin, Pelikan, Pilot, Waterman, Montblanc, Visconti, Cross, Sheaffer, Parker, Divine Design y Faber-Castell.

Tinta Pelikan 4001, una de las más vendidas del mercado:

Cada mes, actualizamos el blog con cuatro entradas nuevas.
¡Esperamos que os haya gustado ésta!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y hacerla más segura, así como con fines comerciales y publicitarios. Si continuas navegando por nuestro sitio web aceptas su uso. [+información]