Logo simbolismo Logo Facebook Logo Instagram Logo TikTok Logo Pinterest Logo Twitter Logo Youtube Logo Flickr


Las principales marcas de estilográficas, visión actual (I). Las marcas alemanas

En lo que llevamos de siglo, algunas de las principales marcas de estilográficas han desaparecido, pero otras han aguantado bien los nuevos tiempos.

En el panorama actual destacan las empresas alemanas, italianas y japonesas, y en menor medida las francesas y las americanas. Ahora vamos a dar una breve pincelada sobre las firmas alemanas más destacadas. En futuras entradas del blog hablaremos de la historia de cada una de éstas de forma más detallada.

Montblanc

Entre las plumas alemanas debemos mencionar, como no, a Montblanc, marca fundada en Hamburgo en 1906 por Claus-Johannes Voss, Alfred Nehemias y August Eberstein bajo el nombre de Simplo Filler Pen Company. Desde sus inicios se ha mantenido en el top a nivel mundial, siendo esta marca muy apreciada en todo el mundo. Su logotipo (la estrella de seis puntas blanca, que simboliza la cima del monte Montblanc) es inconfundible. En el plumín de la mayoría de sus modelos actuales aparece el número 4810, que es la altura que tiene el monte Montblanc.

Detalle del plumín de una Montblanc Meisterstück 146:

Desde hace ya algunos años, Montblanc ha extendido su oferta a otros productos como relojes, perfumes y objetos de piel. De hecho, la escritura ya no constituye el grueso de su negocio. Por otro lado, la marca sigue una política de centralización y venta exclusiva, es decir, que intenta que sus productos sólo se vendan en tiendas exclusivas Montblanc y no, por ejemplo, en una tienda especializada en estilográficas. Esto elimina intermediarios y aumenta sus beneficios, pero priva al aficionado de comparar sus productos con los de las otras marcas, que en algunos casos son menos costosos y de calidad comparable o superior.

Capuchón con la característica estrella de Montblanc:

La inserción en otros mercados ha hecho de Montblanc la marca más renombrada actualmente, e incluso es conocida por aquellos que no entienden de plumas. Por este motivo las Montblanc no pierden tanto valor con el paso del tiempo, e incluso algunos de sus modelos llegan a revalorizarse.

Los plumines Montblanc son fantásticos, y aunque el resto de materiales utilizados para la fabricación de sus plumas son buenos, tampoco son los mejores del mercado (los alimentadores y los barriles, por ejemplo, son de plástico inyectado). Al margen de la calidad indudable sus productos, debemos tener presente una cosa: Montblanc es, sobre todo, marketing y exclusividad. Y todos sabemos que la exclusividad vale dinero.

Entre sus modelos podemos destacar la Meisterstück 146, la Meisterstück 149 (que son grandes clásicos) y sus ediciones anuales limitadas. En la foto, una Montblanc Generation.

Pelikan

Pelikan es otra marca a tener en cuenta. Fue fundada en Hannover en 1838 por Carl Hornemann, fabricante de tintas. Bajo la dirección de Günter Wagner en 1863, tuvo un gran auge, y en 1873 incorporó el logotipo del pelícano. Actualmente es una de las marcas más prestigiosas del mercado, no solo en relación a las plumas sino también a las tintas estilográficas.

Si bien su delegación en España cerró en el 2018 para centralizar la distribución desde Italia, sus productos gozan de buena salud. Las Pelikan también son, en gran parte, plumas de alta gama, y destacan por la suavidad de sus plumines y su fiabilidad.

Pelikan Souverän M600 Vibrant Orange:

Las Pelikan tienen mucho prestigio entre los aficionados, y es raro que éstos no tengan una o varias de éstas en su colección. Como punto en contra podemos señalar la falta de innovación en sus diseños, en los que sólo suelen variar los materiales y los colores. Pero sus plumas están tan bien hechas que se han convertido en un clásico moderno.

Pelikan Star Ruby:

Entre los modelos destacados encontramos la Souverän M800 y la Souverän M1000. En la foto, una Pelikan M800.

Faber-Castell

En tercer lugar tenemos a Faber-Castell, fundada en las cercanías de Nuremberg en 1761 por Kaspar Faber, y dedicada inicialmente a la fabricación de lápices. Es, por lo tanto, una de las empresas más antiguas del mundo. Desde entonces la marca se ha mantenido en manos de la familia Faber. Tiene estilográficas que van de la gama alta (bajo el nombre de Graf von Faber-Castell) a la gama media.


Sus productos son tradicionales sin dejar de ser atractivos, y como punto destacado debemos decir que algunos de sus artículos incorporan la madera. Son referentes los modelos Ambition, E-Motion y Ondoro.

Faber-Castell Ondoro:

Kaweco

En un plano más funcional podemos destacar a Kaweco y Lamy. Ambas marcas fabrican unas plumas maravillosas, en muchos casos económicas y que no defraudan. Si quieres calidad a buen precio cómprate una Lamy o una Kaweco. Sus modelos se mantienen estables a lo largo del tiempo, y el secreto de estas firmas no está tanto en la innovación como en la fiabilidad: son del parecer que, si una cosa funciona, no hace falta cambiarla.

Kaweco fue fundada en Heidelberg en 1883 bajo el nombre de Heidelberger Federhalterfabrik, y en 1889 Heinrich Koch y Rudolph Weber la adquirieron y la hicieron crecer.

Kaweco Student Retro 70's:

Después de un siglo de éxitos y de pasar por diversas manos, la marca desapareció 1986, si bien volvió a la actividad en 1995 de manos de la empresa h&m gutberlet gmbh. Contrariamente a lo que pasa con algunas marcas renacidas, las Kaweco siguen siendo unas plumas de gran calidad. Debemos destacar su gama Sport, todo un hito en el diseño de las plumas.

Kaweco Skyline Sport Terracotta:

Lamy

Como hemos indicado, Lamy tampoco se queda atrás. También fue fundada en Heidelberg, en este caso en 1930 por Josef Lamy bajo el nombre de Orthos. En 1950 adquirió el nombre actual. Los modelos Safari y All Star se llevan vendiendo cincuenta años y continúan siendo un éxito. Su secreto es lo bien que escriben y el precio que tienen. En la foto podemos ver una Lamy All Star:

Otras marcas

Naturalmente, hay otras marcas alemanas importantes, como Cleo Sckribent o Waldmann, e incluso Online en un plano más económico. Pero su uso quizá no está tan extendido entre los coleccionistas. Finalmente debemos mencionar las plumas artesanales de Stefan Fink, que es un gran conocedor del trabajo en madera.

En la foto, una Cleo Sckribent de ebonita azul.

Cada mes, actualizamos el blog con cuatro entradas nuevas.
¡Esperamos que os haya gustado ésta!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y hacerla más segura, así como con fines comerciales y publicitarios. Si continuas navegando por nuestro sitio web aceptas su uso. [+información]