Logo simbolismo Logo Facebook Logo Instagram Logo TikTok Logo Pinterest Logo Twitter Logo Youtube Logo Flickr


La pluma estilográfica: definición y partes básicas

Introducción

La pluma estilográfica (del latín “stilus” o punzón, y del griego “graphikós” o relativo a la escritura o al dibujo) es un elemento de escritura que se caracteriza por tener un plumín metálico y un depósito de tinta en el interior de su mango. Comúnmente es conocida como estilográfica, pluma o pluma fuente, y en el mundo anglosajón se la denomina "fountain pen".

La estilográfica fue el resultado natural de la evolución de los palilleros y las plumillas, en las que, para escribir, debe mojarse la punta en el tintero de forma recurrente a medida que se va gastando la tinta retenida en el plumín. La incorporación de depósitos fiables tuvo lugar a lo largo del siglo XIX, y es en este momento en el que podemos situar el nacimiento de la estilográfica como tal.

Las plumas funcionan por capilaridad, que es un principio por el que un líquido puede subir o bajar a través de un cuerpo sólido. La explicación física del fenómeno puede resultar compleja, pero simplificándolo mucho podemos resumirlo así: cuando el plumín se desliza por el papel, la tinta (que hasta ese momento se ha mantenido en el depósito por acción de la presión atmosférica) fluye y lo impregna. Es decir, que de alguna manera el papel, debido a su estructura molecular, absorbe la tinta por gracia y obra de la capilaridad.

Una vez dadas cuatro pinceladas sobre lo que es y como funciona la pluma estilográfica, pasemos a ver cuáles son sus partes básicas.

Partes básicas

• Su cuerpo está formado por el barril y el capuchón. El barril es donde se contiene la tinta, y el capuchón cubre el plumín y la sección de agarre cuando no se utiliza la pluma. Así se impide que la tinta se seque o que se dañe el plumín.

• En las plumas que cierran a rosca, ésta está en la sección de agarre o en el propio barril.

• La punta del plumín será lo que deslizaremos sobre el papel cuando escribamos, y cuando lo hagamos estaremos apoyando los dedos en la sección.

• Justo debajo del plumín se encuentra el alimentador. Parte del alimentador está oculto en el interior de la sección de agarre. Generalmente es de plástico negro o de ebonita, y sirve para regular el flujo de tinta que recibe el plumín.

• La mayoría de capuchones tienen clip, que se usa para poder fijar la pluma, por ejemplo, al bolsillo de la camisa. Existen de muchos tipos y materiales distintos. También hay capuchones con anillo, que es un elemento que tiene dicha forma y que básicamente es decorativo, aunque también da consistencia a la estructura del capuchón.

• La sección suele contener una rosca interna, que es por donde se une al barril.

• Los sistemas de carga más comunes son el cartucho y el convertidor, que se unen (generalmente a presión) a la parte posterior del alimentador. El convertidor no es más que un pistón que nos permite succionar la tinta del tintero, y que tiene la misma función que el cartucho (contener la tinta).

Las partes que hemos indicado son comunes en la mayoría de las plumas, aunque algunos elementos pueden variar. Por ejemplo, hay plumas sin clip, otras que no tienen rosca (cierran a presión) y otras que cargan mediante pistón y no a través de cartuchos o convertidor, aunque todo esto lo veremos en otras entradas del blog.

Cada mes, actualizamos el blog con cuatro entradas nuevas.
¡Esperamos que os haya gustado ésta!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y hacerla más segura, así como con fines comerciales y publicitarios. Si continuas navegando por nuestro sitio web aceptas su uso. [+información]